miércoles, 23 de julio de 2008

UN MÉDICO A LA DERECHA


Hace mucho tiempo se despertó en mí la fascinación por los acontecimientos climáticos. Visito la página del servicio meteorológico nacional diariamente y leo cualquier tipo de artículo referido al clima; miro películas como Twister, El día después de mañana y con el tiempo llegué a la conclusión de que lo único potable de los noticieros de TN y Canal 13 son los pronósticos del gran Fernando Confesore.


Explicar el porque el año pasado estábamos festejando la caída de nieve en Buenos Aires y hace una semana en la misma estación tuvimos que volver a sacar las ojotas del placard puede llevarme una cantidad indescifrable de líneas. Y la intención no es aburrir a los lectores, solo llevarlos a la reflexión.


Quiero creer que este interés no tiene que ver con la vejez que me persigue sino por mero apego al conocimiento. Existen algunas pruebas que inclinan la balanza hacía la primera opción; desde ayer un temeroso dolor de espalda, una tos molesta y cantidades indescifrables de mocos se apoderaron de mí. Tengo frío y calor con la misma facilidad en cuestión de segundos con lo cual comprobé que hay por lo menos tres cosas que hago y que por mi estado tendré que modificar, a saber:

  1. Ya no puedo ir al gimnasio y volver en remera (aunque haga calor en pleno julio)

  2. Ya no puedo salir un sábado a la noche sin abrigo (entiéndase por campera y bufanda),

  3. Ya no puedo salir a la mañana con la cabeza mojada (el dato de que tengo el pelo por la cintura es importante en este punto)

Por otro lado hay muchas más pruebas que certifican que mi cuadro tiene que ver directamente con los exabruptos climáticos que se explican más arriba y la increíble propagación de virus extraños que nos atacan. Sin ir más lejos hace una semana estuve dos veces en un consultorio médico repleto enfermos, toda la gente que me rodea tiene, tuvo o no sabe que tiene gripe, bronco espasmo, o alguna de esas enfermedades del momento.Y todo esto no tiene nada que ver con la edad,¿ no? diganme que no.

Como este blog también es un servicio les dejo dos consejos; abrigensé que sigue el frío hasta el domingo y si no quieren enfermarse no me vean.

2 comentarios:

lucas dijo...

Che yo no tengo cable y miro al gordito Mauricio Saldivar, lo mejor del noticiero. Sí evan, hasta el miércoles 30 tenemos frío, varía pero la mínima no pasa de los 6 grados (este es el extendido chicos, je)
Posta, salgo a la mañana con campera y bufanda, a la vuelta del laburo ando sofocado... y con 100 monos en el bondi! No es la edad no? no no?
salute

Andrés dijo...

Aporto un dato, el otro día un amigo me dijo "con esa bufanda pareces un abuelo" y creo que tenía razón.

Andrés.